La artimaña frustrada del lobo

Testimonio personal

Relatos cristianos para reflexionar

Relatos cristianos para reflexionar. La artimaña frustrada del lobo.

La artimaña frustrada del lobo es uno de los relatos cristianos para reflexionar del escritor Angel Javier Castro Sánchez. Parábolas para jóvenes y adultos.

Era un lugar aparentemente público. Gentes de toda condición social, ingresaban y salían del recinto. Al fondo de la espaciosa habitación y en posición de cuclillas se hallaba un hombre de entrados años que, juntamente con otros, puestos en la misma fila, esperaban absolver problemas de las personas desesperadas.

En aquellos instantes, apareció un joven que arrodillándose sobre un cojinete; ubicado cerca a los adivinos. Se puso a orar, pareciendo flotar sobre el almohadín. El hombre de entrados años, cerciorado que era un elegido de Dios, esbozó una falsa sonrisa y mirándole fijamente le dijo: ¡Quédate un momento, quiero conversar contigo! El joven, sin oponerse aceptó la propuesta enigmática.

Segundos después, el hombre de edad, sin dejar de mirarle; y esbozando una sonrisa mientras encaminaba sus pasos hacia el mostrador de una tienda, aparecida súbitamente, le dijo:

-¡Que te parece! El cambio de mi apariencia ¿Acaso no parezco siempre jovial?
-Si. Así parece.
-¡bien! Quiero invitarte una cerveza, y hablarte de un asunto importante

El joven, sorprendido por la propuesta, y recelando un tanto el extraño comportamiento del sujeto, calló. Instantes después, y mientras el elegido buscaba el destapachapas de cerveza, hurgando con sus manos donde hallarla. El hombre afanosamente con sus dientes, intentaba abrir la chapa a como de lugar, mientras decía:

-.!Tienes que tomar! ¡No puedes negarte! Debes tomar de una vez….

El joven, lleno de incertidumbre y admirado luego, vio a su frente, y a espaldas del hombre que recostaba su brazo sobre el mostrador. La imagen doble de si mismo que, lanzándole un objeto sobre su hombro por segunda vez logró sonsacarle del falso ensueño, haciéndole ver que el hombre no era otra cosa que el mismo diablo, disfrazado de lobo mortal. Pero ¿Quién había sido su ayuda propicia? Entendió tratarse de su ángel guardián.

Apercibido del hecho, y tomando una resolución decisiva dijo al embustero:

-¡Tú dices ser pero no eres. Quítate de mi Satanás. Yo por la gracia creo en Cristo Jesús; y en él no hay ninguna condenación. Y acompañando a sus palabras, con pasos firmes, abandonó el recinto semioscuro.

Fin

La artimaña frustrada del lobo es uno de los relatos cristianos para reflexionar del escritor Angel Javier Castro Sánchez. Parábolas para jóvenes y adultos.

Imprimir Imprimir

Comentarios