Imaginando

Imaginando. Escritora Española. Cuentos de niñas.

Lo que sigue, un cuento, lo que se dice un cuento quizás no sea…  Lo que sigue es a lo que jugábamos mi hija y yo camino del cole hasta hace un par de años (es que ahora, oiga usted, es demasiado mayor…). ¿Quién sabe? Quizás haya por ahí alguna otra mamá y alguna otra niña (o niño) que disfruten con este juego camino del cole…
… Imaginando, imaginando… cualquier camino se hace más divertido.
De un salto, subes a una nube y de nube en nube, viajas por el mundo.
¡Hop! Salto. ¡Hop! Salto. Sobrevolamos el desierto ¿Bajamos? Calor, camellos, la arena quema.
– ¡Huys, huys! Quema mucho, mami.
– Vámonos a otro sitio. ¿Dónde quieres ir?
– El Polo Norte será más fesquito ¿verdás?
¡Hop! Salto. ¡Hop! Salto. Nubes blancas. Nubes grises. Nubes y más nubes…
Ahí está el Polo Norte. Brrrrr… qué frío hace.
– Mira, mami, un pingüino.
– En el Polo Norte no hay pingüinos.
– Sí que hay pingüinos.
– Que no, que los pingüinos están el Polo Sur.
– Aquí también hay pingüinos que lo sé yo.
– Que no hay pingüinos en el P… bueno, vale, un pingüino.
– Anda, un cachorro de oso polar… ¡qué bonito es! Seguro que se ha perdido. ¿Lo rescatamos y lo llevamos con su mamá?
– Bueno, vale.
Buscamos una mamá osa. Muy grande. Muy blanca. Muy hermosa. ¿Alguien ve a mamá osa?
– Mami, mami… ahí está ¡Qué grande es! Suelta al osito.
– Lo suelto, lo suelto… ¡Qué susto! ¿Y dónde iremos ahora?
– A la selva, vamos a la selva.
¡Hop! Salto. ¡Hop! Salto. Nubes grandes. Nubes medianas. Nubes pequeñas.
– Mira, ahí está la selva.
Árboles y árboles y más árboles. Mucho verde. Muchísimo verde. ¡Pufff… qué atracón de verde!
– No se ve nada. Baja en ese árbol. Desciende por sus ramas hasta el suelo.
Calor. Humedad.
– Leones…
– En la selva no hay leo… bueno, vale, leones.
– Y un elefante muy grande.
– Sí, y un elefante y ¡Bichos! ¡Ay! ¡Muchos bichos, qué asco…! ¡Vámonos, vámonos!
– Cirros. Cúmulos. Estratos. Cumulonimbos…
– ¿Qué es eso, mami?
– Nombres de nubes.
– ¿Las nubes tienen nombre?
– Sí, y formas.
– ¿Formas?
– Sí, mira esa que pasa a la derecha. Parece un barco pirata. Y aquella de la izquierda parece un chupa chups.
– ¡Es verdás, es verdás! Y esa de ahí delante parece… parece… un pájaro. Y esa de allá parece un fantasma…
– Pues a mí me parece un perro…
– No, una oveja…
– No, no, es un dragón. O un gato… o un… bueno, lo que sea.
-Mami ¿Y ahora donde vamos…?
¡Hop! Salto. ¡Hop! Salto. Última nube. Es una nube enorme.
– Ahora ya puedes bajar. Hemos Llegado al cole.
– Un besito, mami.

Puedes seguir leyendo: Cuentos de Animales

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles
Imprimir Imprimir

Comentarios