El Gato con Moscas

gato en tejado

El Gato con Moscas

Sobre el tejado de la casa vecina, se encontraba un Gato altanero y perezoso, que cada noche subía a recitar desafinadas tonadas como si algún día fuese a enamorar a alguna que otra sorda Gata.

Tocó que cierta noche, lo perezoso le pasó la cuenta y en lugar de ir al baño, se orinó donde mismo estaba. No se inmutó; subió el mentón y volvió a lo suyo como si nada.

Sin embargo, en lugar de seducir a ronroneadoras Gatas, lo que lo que atrajo fue una bandada de Moscas que, de su hedor quedaron prendadas.

Desde esa noche, aquel Gato altanero y perezoso, por más que se arrancaba y entre árboles esquivaba, no pudo sacarse de encima aquella bandada de Moscas que a todos lados le seguían; de su mal olor cautivadas.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

 

Imprimir Imprimir

Comentarios