El carpintero

El carpintero. Cuentos infantiles de reflexión. Cuentos cortos. Literatura. Un carpintero ya entrado en años estaba listo para retirarse. Le dijo a su jefe de sus planes de dejar el negocio de la construcción para llevar una vida más placentera con su esposa y disfrutar de su familia. Él iba a extrañar su cheque mensual, […]

Resulta interesante también:

El cepillo de dientes sabio
Certamen Literario La Cultura del Amor

El carpintero. Cuentos infantiles de reflexión. Cuentos cortos. Literatura.

Un carpintero ya entrado en años estaba listo para retirarse. Le dijo a su jefe de sus planes de dejar el negocio de la construcción para llevar una vida más placentera con su esposa y disfrutar de su familia. Él iba a extrañar su cheque mensual, pero necesitaba retirarse. Ellos superarían esta etapa de alguna manera.

El jefe sentía ver que su buen empleado dejaba la compañía y le pidió que si podría construir una sola casa más, como un favor personal. El carpintero accedió, pero se veía fácilmente que no estaba poniendo el corazón en su trabajo. Utilizaba materiales de inferior calidad y el trabajo era deficiente. Era una desafortunada manera de terminar su carrera.

Cuando el carpintero terminó su trabajo y su jefe fue a inspeccionar la casa, el jefe le extendió al carpintero, las llaves de la puerta principal. “Esta es tu casa,” – dijo, “es mi regalo para ti.”

Qué tragedia! Qué pena! Si solamente el carpintero hubiera sabido que estaba construyendo su propia casa, la hubiera hecho de manera totalmente diferente. Ahora tendría que vivir en la casa que construyó “no muy bien” que digamos!

Construimos nuestras vidas de manera distraída, sobrellevando las cosas cuando deberíamos actuar, y no haciendo siempre nuestro mejor esfuerzo. Entonces con pena vemos la situación que hemos creado y encontramos que estamos viviendo en la casa que hemos construido.

Si lo hubiéramos sabido antes, la habríamos hecho diferente.

Pensemos como si fuéramos el carpintero. Pensemos en nuestra casa. Cada día clavamos un clavo, levantamos una pared o edificamos un techo. Construyamos con sabiduría. Es la única vida que podremos construir. Inclusive si sólo la vivimos por un día más, ese día merece ser vivido con gracia y dignidad.

“La Vida Es Un Proyecto de Hágalo-Usted-Mismo”. Quién podría decirlo más claramente?

Nuestra vida ahora, es el resultado de nuestras actitudes y elecciones del pasado. Nuestra vida mañana será el resultado de nuestras actitudes y elecciones hechas hoy!

Autor desconocido 


EnCuentos está constituido por un grupo de profesionales y autores independientes que mediante su valioso aporte ayudan a recopilar, en un sólo lugar, literatura y material de todas las épocas, para padres -que en algún momento fueron niños- e hijos que, mediante la lectura, se convertirán en algún momento en mejores padres.

¿Qué se dice de EnCuentos.com?


Testimonio de Dolores Espinosa

Dolores Espinosa - "Encuentos me ha dado la maravillosa oportunidad de darme a conocer (aunque sea un poquito) en muchísimos países a los que, de otra forma, no habría llegado..."Ver Más

Testimonio de Elena Ramírez Martínez

Elena Ramírez Martínez - "Previamente me informé de diferentes plataformas de cuentos y dar a conocer a escritores noveles, y atendiendo a la formalidad, profesionalidad y difusión me decidí por encuentos, todo un acierto..."Ver Más

Testimonio de Ezequiel Cámara

Ezequiel Cámara - "Me gustaría que Encuentos.com me ayude a difundir mis obras literarias para que la gente pueda conocerme y así poderme abrir paso a participar de otros sitios de Internet..."Ver Más

Testimonio de Justina Cabral

Justina Cabral - "Encuentos.com me ayudó en mis comienzos a dar a conocer mis obras literarias. Conocí mucha gente e hice muchos colegas amigos con los que hoy por hoy compartimos distintos proyectos literarios..." Ver Más

Artículos similares a: El carpintero

Ver más artículos de: Cuentos Cortos

Comentarios

comentarios

Leer entrada anterior
elefantes
El elefante

El elefante. Cuentos infantiles de reflexión. Cuentos cortos. Literatura. Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que...

Cerrar