Dufy

granja animada

Dufy es uno de los cuentos de perros de la colección cuentos de animales del escritor Luis David Gamonal Suárez sugerido para niños a partir de ocho años.

Don Fortunato era un modesto granjero que vivía junto a su perro llamado “Dufy”.

Este can acompañaba a su amo a cualquier lado que el iba. Cierto día don Fortunato tuvo que ausentarse por un momento de su granja para ir al pueblo a traer alimentos para el, su perro, y sus gallinas, dejándolo encargado a Dufy.

Antes de partir le recomendó mucho diciéndole: ¿cuidaras bien la granja Dufy? Y éste moviendo su cola le hizo dar a entender que perdiera cuidado y que vaya tranquilo a su destino.

Al quedar solo Dufy, un feroz y hambriento zorro lo estaba sesteando dentro de los matorrales esperando que se descuide del corral para meterse a robar una gallina, logrando dicho propósito cuando Dufy va a beber agua al arroyuelo.

Sin embargo estando allí olfatea la presencia del zorro en la granja de inmediato, va hacia allá para darle su merecido , pero el zorro astuto logra oír los ladridos de Dufy y huye raudamente de allí perdiéndose de vista por los matorrales.

Al no encontrarlo a tiempo, Dufy quedó permanente en el corral a impedir que el zorro vuelva asomarse por allí , pero éste seguía esperando otro descuido similar de Dufy para nuevamente intentar con su objetivo. Dicho plan no le funcionaba esta vez , ya que Dufy no se despegaba de la granja hasta que llegue su amo y éste al llegar de noche observó inquieto a su perro y le preguntó: ¿Te pasa algo dufy? Y el perro le señala las huellas del intruso.

Don Fortunato le restó importancia a dicha amenaza diciendo: ¡no creo que se atreva a volver de nuevo el depredador, estando acá nosotros. Luego ambos se refugiaron en su quincha, mientras tanto el zorro al no poder cumplir su objetivo en esa oportunidad, esperó que transcurriera la noche para tener el espacio adecuado para lograrlo.

Llegada la madrugada del día siguiente aprovechó que sus dueños estaban durmiendo para ir hacia la granja a realizar su meta pendiente. Tal y como lo había trazado la noche del día anterior entró rompiendo su débil infraestructura logrando llevarse la gallina más robusta, causando alboroto entre las demás aves del corral.

Dicho escándalo hizo despertar a don Fortunato y Dufy, este ultimo al ver la fechoría del zorro corrió tras él lográndolo alcanzar a pocos metros de la granja donde ambos se enfrentan cuerpo a cuerpo luego salió don Fortunato de su habitación y al ver los destrozos dijo desesperado :¿qué ha pasado acá? Donde también aprecia los huellas de su perro y el zorro de inmediato va en búsqueda de su perro siguiendo dicho pasos, encontrándolo a unos metros más allá luchando con el intruso y que iba en desventaja.

Don Fortunato refuerza su acción dándole con un palo le dijo :”¿qué te has creído sinvergüenza?” Y éste al recibir su severo castigo aprendió la lección de nunca más acercarse por la granja, mientras tanto Don Fortunato elogió el heroísmo de su perro diciendo: ¡Bravo Dufy!¡Eres lo máximo! Y éste lamiéndolo agradeció el gesto cariñoso de su único y fiel amigo con quien compartía penas y alegrías y que si fuera necesario daría la vida por el, a la vez volvieron tristes con la gallina degollada por el zorro que no tuvieron mejor opción en hacerle una sopa en el desayuno.

Fin

Dufy es uno de los cuentos de perros de la colección cuentos de animales del escritor Luis David Gamonal Suárez sugerido para niños a partir de ocho años.

Imprimir Imprimir





Comentarios