¿ Cuál es su destino ?

¿ Cuál es su destino ?

¿ Cuál es su destino ?

¿ Cuál es el destino ? María Florencia Vallée, escritora. Cuentos para padres.

Mientras sus pies se hundían en las blancas arenas de un horizonte, que sonaba al compás de olas furiosas, su mente no dejaba de pensar por qué tuvo que llegar tan lejos. Por qué se escapó de todos y se alejó en aquella costa.

Era una noche de verano donde su único reflejo era su luna. Atrás, un poco lejos ya, descansaban en el horizonte las luces de una casona en la playa.

Empezó a caminar despacio alejándose con curiosidad. Su mente comenzó a trabajar y sus pies a trotar. Sus latidos aumentaron y el viento ya rosando su cara, provocaba un movimiento de ensueño en su largo cabello oscuro y enrulado. Sin motivo alguno el nudo en la garganta le tomó la poca voz que llevaba encima.

Al mismo tiempo que empezó a correr desesperadamente. Sus lágrimas caían de sus ojos como manantiales sin rumbo. Sabía que sólo ella tenía el poder de detenerse y frenar todo… pero no quería. Sentía que era obligación soltar todo aquel sufrimiento que sintió durante tantos meses.

Atrás, en aquella casona la gente parecía feliz, sonreía, bailaba y comía… Mientras tanto ella huía de un destino que no le correspondía y del cual todavía tenía la posibilidad de evitar. Sus zapatos de tacos soltaron su mano, cayendo como rocas en el camino.

El aire de mar llenaba sus pulmones y sus ojos celestes llenos de lágrimas iluminaban el largo camino. Una sonrisa le brotaba en su cara después de mucho tiempo.

Seguía corriendo desaforadamente como queriéndose librar de un motivo. El celular que sostenía con la otra mano comenzó a vibrar. Se detuvo bruscamente, lo miró y no dudó en tirarlo al mar… En él, la llamada perdida de un hombre sería la última melodía que escuchase esa noche.

Sus ojos ya rojos y su enorme sonrisa, provocaron la carcajada más hermosa de su vida. Comenzó a caminar tranquila, se quitó el velo que arrastraba y así, sólo un vestido blanco acompañó esa noche, a una novia fugitiva en busca de su verdadero destino.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios