La última procesión

Testimonio personal recreado

cuentos cortos espirituales

La última procesión. Cuentos cortos espirituales.

La última procesión es uno de los cuentos cortos espirituales del escritor Angel Javier Castro Sanchez para todo tipo de lectores. Parábolas para adolescentes, jóvenes y adultos.

Llegó el día de fiesta. Los alférez desde temprano preparaban arreglos florales para la imagen del santo patrón. Durante la celebración litúrgica el cura instó a los fieles devotos enmendar sus vidas tanto familiar como el trato con sus semejantes. Pero tales concejos surtieron un efecto negativo en la mayoría de ellos que a voz baja dijeron:

-¡Y qué le importa al padre nuestras vidas! Nosotros hemos pagado por la misa, ¡qué cumpla y punto!

Y sin prestar atención al clérigo, conversaban por asegurar abundante cerveza y si llegarían sus compadres, comadres etc. porque ellos iban brindar más cerveza todavía y, claro esperaban así mismo la presencia de las damas honorables que a la verdad no eran otra cosa que sus “falsas”.

Concluida la misa, los alférez al compás de la melodía religiosa fueron desplazándose alrededor de la plaza del pueblo y, mientras ellos todo alegres cumplían su deber. Tras ellos un grupo de mujeres iban murmurando a voz baja:

-¡Que sinvergüenzas! Frescos son estos. ¿Acaso no sabemos la vida que llevan en Lima?
-¡Si pues! A mi me da mucha pena que el Lucho dejando a su mujer se haya metido con una gringa millonaria solo por su plata. Y la pobre anda llorando
-Y aquella mujer que carga el anda adelante, vistiendo minifalda fosforescente, dicen que es una mujer de mala vida. Y le han visto prostituyéndose alrededor del estadio del Alianza Lima. etc.…

Y como si no bastaran estos calificativos, dijeron que los músicos eran otros frescos, que en cada pueblo tenían sus “queridas” sacando la vuelta a sus mujeres, teniendo hijos por todo lugar…

La procesión avanzaba lentamente. Aun no habían llegado al próximo paradero, cuando una nube negra apareció en el cielo celeste, opacando el sol. Bastaron segundos y terribles truenos, acompañado de una furiosa lluvia cayó sobre el lugar. Los espectadores pudieron ver a la luz de un rayo, aparecer una Biblia pequeña y abierta haciendo reflexionar a los presentes: El porqué de la furia de Dios.

El alférez y los músicos, tomados por sorpresa, abandonaron el anda echándolo sobre el pavimento. Huyendo cada cual por direcciones distintas.
Instantes luego la plaza quedó sumergido en el más profundo silencio.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

La última procesión es uno de los cuentos cortos espirituales del escritor Angel Javier Castro Sanchez. Cuento para todo tipo de lectores. Parábolas para adolescentes, jóvenes y adultos.

Imprimir Imprimir

Comentarios