El artista de la mentira

Parábola cristiana

parabolas cristianas

Parábolas cristianas para reflexionar. El artista de la mentira.

El artista de la mentira es una de las parábolas cristianas del escritor Angel Javier Castro Sánchez. Parábolas para adolescentes, jóvenes y adultos.

Hubo una vez, un hombre de presencia agradable; y aunque de condición humilde. Conforme transcurrió el tiempo, descubrió sus dotes de buen hablanchín y enamorador.

Y como era de carácter alegre, pronto fue conocido de todos. Animado por sus amigos postuló a la alcaldía. Decidido el hecho, elaboró un plan a fin de pulverizar a sus oponentes: La mejor arma sería su verbo florido y dulce que encantaban aun a las ancianas.

Iniciada la campaña electoral; montado en un burro de largas orejas, fue recorriendo casa por casa todos los rincones del Distrito. Y puesto su chullo de colores, y esbozando una sonrisa juvenil anunciaba sus grandes obras: “de ser elegido alcalde daría oportunidad a todos los paisanos para trabajar en la administración pública, olvidando todo color político; los niños, las madres y los ancianos serían atendidos primeramente en sus necesidades; la educación y la cultura serían el pilar del progreso etc.…”

Su sueño finalmente se cumplió: Ya era el Sr. Alcalde. Y cuando apenas pasaron unos días, toda aquella verborrea fue echada en la letrina del olvido. Ahora hablar y saludarle era toda una odisea. ¡Siempre estaba de viaje! Y lo que causó furor fue sus evidentes mentiras, hilvanadas sutilmente a través de un doble discurso que seguía generando ilusiones fantasiosas en la población.

Pasaron doce meses y ya era dueño de un carro doble cabina ¿Cómo? La gente deducía que eran los favores recibidos y el diezmo depositado por las obras de fierro y cemento. ¿Y el apoyo al sector social? En sorna sobre ello el burgomaestre decía: ¿pero existe presupuesto? Dinero había, pero lo social ¡no le generaba utilidades! Y en el colmo despidió personal de su entorno, no porque fuesen incapaces sino por no entrarle al fuego oscuro de sus planes maquiavélicos.

La gente se preguntaba si algo podía ocurrir. Y ocurrió. En el momento menos imaginado: Su falsa apariencia fue acusada por su conciencia, huyendo el sueño de su cabeza. ¡Quiso buscar consuelo leyendo la Biblia! pero sus páginas se habían emblanquecido. Lleno de rabia, miedo y perturbaciones mil, decidió andar por las calles, buscando respuesta a su problema. De pronto, al doblar sus pasos una esquina, vio frente a él a un pobre anciano encorvado por el paso de los años que, mirándole fijamente le dijo:

¡Tata! Dios perdona a los pecadores. ¡Arrepiente de tu maldad! ¡En vano no oíste su palabra varias veces!

Quiso contestarle, y al levantar sus ojos hacia el rostro del anciano. Este había desaparecido.

Fin

El artista de la mentira es una de las parábolas cristianas del escritor Angel Javier Castro Sánchez. Parábolas para adolescentes, jóvenes y adultos.

Imprimir Imprimir

Comentarios