México la gran bandera

Cuentos sobre la bandera de México

México la gran bandera es uno de los bellos cuentos sobre la bandera de México escrito por Luis Canto H, un cuento sugerido para niños de todas las edades.

Había una vez en un mundo donde habitaban banderas, en vez de personas. Un mundo diferente donde tú te ganabas los colores. Colores que te representarían.
Verás joven lector. En este mundo todas las banderas nacen como nosotros, sólo que de una manera un tantito peculiar y diferente; Primero los padres depositaban una semilla en su terreno correspondiente, pasado un tiempo salía una pequeña rama que luego se convertiría en un pequeño tallo de madera para finalmente convertirse en una gran asta bien firme y dura. Y finalmente le comenzaría a salir de poco en poco una tela, una tela blanca y fina, suave como el amor de mamá.
Ya lista la joven bandera, sus padres le ponen un nombre para que se diferencien de las demás. La llamaron: Estados Unidos Mexicanos, pero, de cariño le decimos…México.
Cuando la bandera esta lista para vivir y hacer historia, ésta sale de un salto y comienza a caminar por el país que algún día representaría. Comienza por las montañas, ve las playas, los cerros, los valles y poco a poco aprende su idioma el español. La blanca bandera quiere aprender rápido y comienza a imaginarse como sería su vida, empezando con la conquista, la independencia y la revolución.
Veía que las demás banderas ya tenían sus colores. Pero, ¿Por qué él no tenía ningún color? ¿Por qué era completamente blanca? Asustado corre hasta su papá y le pregunta. ¿Cómo consigo mis colores?
Acto seguido el padre le explica a su hijo
-Hijo, déjaselo al tiempo. Conforme vayas creciendo aprenderás cosas nuevas te volverás más astuto, tendrás que demostrárselo a la gente y el color blanco se convertirá en el color que represente tus hazañas.
-México impaciente salió a hacer la independencia, luego la revolución. Hizo todo lo que había planeado hacer. Se inspiró en su imaginación y se fue a la batalla peleó por la libertad, luchó por su gente por lo que él creía correcto, luchó y nunca se rindió. Pasaron años, que se convirtieron en siglos, México ya no era un niño, se había convertido en un adulto, México tenía ya 207 años.
Y toda la historia que había hecho se vio reflejada en él. Se dio cuenta que había cambiado, la blanca tela yacía en solo un recuerdo. El color verde opacó al blanco, seguido del rojo vivo al lado, y finalmente apareció en su pecho con grandeza un águila devorando a una serpiente sobre un nopal, destelló y dejó boquiabierto a cualquiera que lo contemplase. Es esa la bandera de México, nuestra bandera, años de historia y de lucha se ven reflejados en una total reliquia, en una total obra de arte con tanto valor que no se puede comprar, nuestra bandera nos define a nosotros los mexicanos, habla por sí sola, ahora más que nunca hay que dejarla hablar, que no susurre, que grite. Que grite tan fuerte que todo el mundo pueda escuchar, que entiendan que nuestro país puede salir a delante con esfuerzo que la paz es posible si nos lo proponemos. Que los demás países tiemblen al escuchar nuestro himno nacional que nadie olvide jamás lo que es México y lo que le falta por demostrar…

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

México la gran bandera es uno de los bellos cuentos sobre la bandera de México escrito por Luis Canto H, un cuento sugerido para niños de todas las edades.

Imprimir Imprimir

Comentarios