Vanesa. Cuentos cortos para reflexionar

Vanesa. Cuentos cortos para reflexionar
Mariposas animadas

Vanesa. Cuentos cortos para reflexionar

Cuentos cortos para reflexionar. Cuentos cortos infantiles.

Vivía una vez…en un bosque una oruga regordeta y peluda llamada Vanesa.

Tenía varios amigos: Gino el grillo, Lucy la hormiga, y la libélula Nina juntos salían a recorrer el bosque y correr aventuras. Cada mañana Vanesa subía muy despacio por el tronco hasta lo alto de las ramas más jugosas del árbol donde vivía.

Algunos habitantes del lugar le decían gorda y peluda y no querían ser sus amigos. Una mañana estaba muy triste, no quiso comer y además tenía mucho sueño.

Escogió una hoja grande y comenzó a envolverse y tejer hilos a su alrededor hasta que resultó un hermoso capullo todo de seda. Cómo nada había dicho a sus amigos, éstos comenzaron su búsqueda, la hormiga cruzó el charco sobre un barco de hoja seca, Gino saltó por todos lados saltito va, saltitos vienen, pero no la encontró.

Nina por su parte sobrevoló todos los pastos, charcos y arbustos pero nada ni un rastro de Vanesa. La tristeza los embargó y pensaron que se había perdido. Varias semanas después una nueva integrante del bosque abrió sus alas de hermosos colores. Cuando sus amigos la reconocieron la recibieron con alegría y un montón de preguntas. ¿Cómo eres una mariposa? ¿Dónde habías estado?

Vanesa reía mientras sus alas de color azul se habrían al sol. Los demás habitantes del lugar se quedaron asombrados de la bella mariposa en que se había convertido aquella oruga regordeta. Todos comenzaron a llamarla para ser sus amigos, pero la mariposa dijo que a sus amigos de siempre no le había importado que fuera gorda y peluda… ¡Gracias! de todas maneras los amigos sólo se escogen por la belleza interior.

Pues señor cuanto lo lamento, porque aquí se acabó el cuento!!!

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios