Hadas Gemelas – Capítulo VIII

FLOR BACCHINI Y LIANA CASTELLO

Hadas Gemelas – Capítulo VIII es una de las historias de duendes para niños de la escritora argentina Liana Castello sugerida para niños de todas las edades.

Comieron y luego Amanda salió presurosa. Tras ella y procurando no ser visto, salió el elfo, que había avisado al duende por medio de una paloma mensajera.

Amanda abrió la puerta de la tienda y vio al hadita dormida. Cuando se disponía a despertarla, entró Julius.

-¿Qué haces aquí? preguntó sorprendida la bruja.
El elfo no llegó a contestar. Entró el duende como si fuera una de esas tormentas muy fuertes que no se anuncian.

-¡Mi hija, mi hija! gritaba desesperado.

La pequeña despertó aliviada al escuchar a su padre.

-Amanda, sabía que eras tú ¡Pagarás caro lo que has hecho, te lo aseguro! ¡El peso de la ley caerá sobre ti!

Era tal la sorpresa de haber sido descubierta, que la bruja no pudo decir palabra.

-¡Villana malvada! ¿Cómo te atreves a llevarte a una de mis pequeñas?

-¡Te equivocas, duende de pacotilla! (Julius no sabía qué quería decir esa palabra, pero siempre le había divertido y había esperado mucho la oportunidad de usarla). ¡Fui yo quien se llevó a tu pequeña!

Amanda no salía del asombro, primero había sido descubierta, ahora Julius se culpaba de algo que no había hecho.

-¡He sido yo! ¡Yo solito sin ayuda de nadie! ¡Soy un elfo malvado! gritaba Julius, mirando fijo a Amanda porque en el fondo, el elfo tenía la esperanza de que la bruja fuera sincera.

Amanda pensó por un momento en decir la verdad y salvar a su fiel compañero del castigo, pero pudo más su egoísmo y sus ganas de salvarse a sí misma.

-¡Bueno, si ya tienes al culpable, llévatelo de aquí junto a tu pequeña! Tengo muchas cosas que hacer.

-¡Pagarás por lo que has hecho, Julius! El peor calabozo te está esperando gritó el duende.

-Amanda… yo… tú…-empezó a balbucear Julius esperando que su amada se arrepintiera y dijera la verdad, aunque fuera nada más que para salvarlo.

-¡No busques mi consuelo, Julius! No sé cómo te has atrevido a hacer semejante cosa, vete ya donde mereces estar.

Una vez más el elfo sintió su corazón encogidito de pena y salió con el duende, que lo llevaba como al peor de los bandidos, y la pequeña.

Continuará…

Todos los derechos reservados por Liana Castello.

Ilustración de Florencia Bacchini
https://www.facebook.com/ranitadibujante
[email protected]

Capítulo anterior VII

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Hadas Gemelas – Capítulo VIII es una de las historias de duendes para niños de la escritora argentina Liana Castello sugerida para niños de todas las edades.

Imprimir Imprimir

Comentarios