Gota de agua

Cuentos infantiles sobre escarabajos

Gota de agua es uno de los simpáticos cuentos infantiles sobre escarabajos escrito por Antonella Reveco, un cuento sugerido para niños a partir de siete años.

Una mañana, en lo alto de las dunas del desierto de Namibia, se escuchó un estruendoso ruido. Seguido por un levantamiento de arena.

Un escarabajo del desierto, que se encontraba cerca del lugar, se quedó inmóvil para que la arena se deslizara encima de su caparazón. Cuando estuvo todo quieto una gran una gota de agua le cayó encima de su caparazón.

El escarabajo estaba muy contento porque para poder obtener esa gran cantidad de agua, le llevaba mucho tiempo y trabajo. Siempre, cuando hay niebla, el escarabajo de desierto levanta el torso poniéndose en posición frontal al viento. De este modo extrae gotitas de agua.

Pero esta vez tenía mucha agua más de la que necesitaba. Debía cuidarla.

Caminó con ella a cuentas pero el calor hacía que la gota se achicara.

Así que vio a lo lejos una especie de roca brillante con dos alas parecidas a las suyas y bajo ellas una gran sombra se extendía.

Esperó que el calor del día se disipara y cuando llegó el frescor de la noche se deslizó hacia esa roca brillante y se refugió bajó un ala.

Al poco rato llegaron tres escarabajos más. Ellos al ver la gran cantidad de agua sobre el caparazón del escarabajo del desierto, le pidieron un poco. El escarabajo accedió, ellos la bebieron y descansaron bajo la sombra.

Pero al rato le volvieron a pedir agua y el Escarabajo les dijo:

-Ustedes pueden sacar agua de la niebla, solo deben hacerlo. Alguien más la puede necesitar.

Y se acomodó bien la gota sobre su caparazón y se alejó.

Caminó bajo la sombra, hasta que llegó hasta la otra ala y encontró a un hombre acostado sobre la arena. El escarabajo se acercó y lo tocó pero no se movía solo se escuchaba un quejido.

Así rápidamente se dirigió hasta su boca y dejó caer su gran gota, al ver que no se recobraba, corrió hacia la niebla levantó caparazón y le llevó una y otra vez sus gotitas de agua, hasta que el piloto abrió los ojos y mirando a ese pequeño le sonrió y dijo.

– ¡Gracias!

El piloto extendió la mano y el escarabajo se subió a su palma y luego juntos entraron al avión.

El escarabajo se acomodó en el asiento del copiloto, mientras el piloto prendía la radio, cuando escucharon un chasquido, el piloto se rió

– Bravo la radio funciona, y tomando el micrófono repitió una y otra vez

-Mayday, mayday, mayday

-Mayday, mayday, mayday necesito ayuda,

De repente le contestaron.

-Aquí de la torre de control, ¿Se encuentra bien?

-Sí, estoy bien, un pequeño gran amigo me salvó. Estoy cerca de las dunas.

– Vamos de inmediato para allá.

Al poco rato un ruido fuerte se escuchó seguido por el aterrizaje de un avión.

Los hombres ayudaron al piloto a subir al avión, pero este se bajó de inmediato y corrió a buscar a su amigo. El piloto le extendió la mano y el escarabajo del desierto se quedó un momento sin moverse hasta se subió a la mano de su amigo y se alejaron.

Cuentan por ahí que un piloto vuela a diferentes partes del mundo, acompañado de un extraño y pequeño amigo que cuida cada gota de agua porque alguien la puede necesitar.

Fin

Autora: Antonella Reveco

Cuento sugerido para niños a partir de siete años

Gota de agua es uno de los simpáticos cuentos infantiles sobre escarabajos escrito por Antonella Reveco, un cuento sugerido para niños a partir de siete años.

Imprimir Imprimir

Comentarios