El libro y la computadora

Cuentos educativos con valores para niños

El libro y la computadora es uno de los interesantes cuentos educativos con valores para niños de todas las edades, escrito por Liana Castello.

Un libro apoyado en un lindo estante, pensaba muy triste en los tiempos de antes.
¡Recordaba tanto cuando era leído y por muchos niños también compartido!
Supo ser contado con voces de amor, ahora el olvido produce temor.
Mira desde arriba, desde su rincón, a quien le ocasiona este gran dolor.
La computadora muy bien instalada, parece no estar al tanto de nada.
El libro la mira y le quiere hablar, todo lo que siente le quiere expresar.
Quisiera decirle que desde que ha llegado, cada pobre libro se siente olvidado.
-“Todos te quieren a ti, eres la más importante”- le dice el pobre librito, apoyado en el estante.
-“No me culpes, te lo ruego”- dice la computadora -“Es que la vida ha cambiado y así se vive ahora”.
El libro no se conforma, no se resigna al olvido, algo podría cambiar y volver a ser leído.
La computadora piensa que lo quiere ayudar, el dolor del pobre libro, quiere poder aliviar.
Se le ocurre entonces una gran idea, la hará realidad, sea como sea.
Le propone al libro ser buenos amigos y el pobre librito queda sorprendido.
-” ¿Amigos nosotros? ¿Será eso posible?” –El librito duda, parece increíble.
La computadora lo anima a aceptar, le dice que juntos felices serán.
“Cuéntame tu historia, cuéntame tu cuento” -le dice su amiga y el libro contento.
Se hicieron amigos, ya no competían, alegres sus días ambos compartían.
El libro feliz sus cuentos contaba, la computadora atenta siempre lo escuchaba.
Y así de ese modo, volvió la lectura, de un modo amistoso, con mucha ternura.
Y a esta amistad más libros sumaron y entonces más cuentos fueron escuchados.

Fin

Todos los derechos reservados por Liana Castello

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

El libro y la computadora es uno de los interesantes cuentos educativos con valores para niños de todas las edades, escrito por Liana Castello.

Imprimir Imprimir

Comentarios