De gaviotas y peces

De gaviotas y peces

De gaviotas y peces

De gaviotas y peces. Ana Delia Mejía, escritora y educadora peruana. Cuento sobre un amor desinteresado.

Hace mucho tiempo, una gaviota y un pez se enamoraron. Esto es especialmente raro tomando en cuenta que las gaviotas se alimentan de peces, pero el amor es así de inexplicable en ocasiones.

El pez subía cada día hasta la superficie del mar y la gaviota descendía, manteniendo su vuelo bajo, aleteando muy débilmente. Pasaban horas mirándose a los ojos y jurándose amor eterno.

Hasta que un buen día se dieron cuenta de que no podrían cumplir sus promesas, pues vivir juntos era imposible. Entonces pidieron ayuda a un hada marina (no madrina) y esta se ofreció a convertir a la gaviota en pez o al pez en gaviota.

Tras pensarlo mucho, decidieron que sería ella quien cambiaría sus alas por escamas. Así se hizo y los enamorados vivieron felices en el mar unos meses, al cabo de los cuales la gaviota empezó a extrañar la dulce sensación del viento golpeando su cuerpo.

El pez entendió que su compañera seguía teniendo de ave el corazón, que de continuar viviendo como algo que no era terminaría siendo infeliz y que a él le hubiese pasado lo mismo de haber sido transformado. Le pidió al hada que la regresara a su forma original y ambos se despidieron llorosos pero mutuamente agradecidos.

Fin

 

De gaviotas y peces. Literatura infantil y juvenil, cuentos que no pasan de moda. Lecturas para niños de primaria. Historias para aprender leyendo.

Imprimir Imprimir





Comentarios