La tolerancia no es una utopía

La tolerancia no es una utopía. Elizabeth Segoviano, escritora mexicana. Ilustración Fernanda Forgia.

Desde hace siglos la gente habla una y otra vez de vivir en un mundo pacífico, un mundo en el que todos nos veamos como hermanos y podamos convivir en armonía…

y desde hace siglos estas palabras han sido vistas como una utopía, un simple sueño que se desvanece, palabras vacías que se puede llevar el viento, porque es algo imposible, inalcanzable… no se puede hacer.

Pero hoy más que nunca tenemos la posibilidad de realizar este sueño utópico, porque gracias a las nuevas tecnologías las distancias tanto geográficas como ideológicas se han acortado, hoy las nuevas generaciones se dan cuenta de que no sirve de nada etiquetar a las personas con palabras de odio y descripciones hirientes, hoy podemos darnos cuenta de que las diferencias que nos separan son nada ante todas las coincidencias que nos unen, y esta posibilidad única yace en una sola palabra, TOLERANCIA.

Esta palabra que poco a poco deja de serlo para convertirse en una actitud y en una forma de vida. Es cierto que quizá no podamos coincidir con otras creencias o ideologías, pero hoy entendemos que a través de la tolerancia podemos obtener las respuestas para respetarnos y comprendernos más como los seres pensantes que somos, recordando que todo lo que nos hace diferentes es lo que enriquece nuestras vidas, porque todos podemos aprender a ser mejores al mantener nuestras mentes abiertas hacia aquello que es diferente.

Porque tolerando, respetando y comprendiendo se forja la base para un mundo unido e incluyente en el que todos tenemos espacio. La tolerancia no es una utopía, es una forma de vida que tenemos al alcance de nuestras manos aquí y ahora.

TOLERA, RESPETA, PREGUNTA, COMPRENDE, COMPARTE, CRECE

Elizabeth Segoviano, escritora mexicana

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

[email protected]

Imprimir Imprimir

Comentarios