Día Internacional Voluntariado para el desarrollo económico y social

Día Internacional de los Voluntarios para el Desarrollo Económico y Social – 5 de diciembre

Durante el año 1985, conmemorando el 15° aniversario del Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas, la Asamblea General decidió identificar a cada 5 de Diciembre como la fecha ideal para valorizar y legitimar el constante trabajo de cientos de miles de voluntarios comprometidos con una realidad siempre apremiante.

La solidaridad, el voluntariado y el compromiso son los valores fundamentales para lograr mejoras profundas en la sociedad a la que formamos parte.

Cada uno de los voluntarios distribuidos a lo largo de todo el planeta lleva a cabo una infinidad de estudios y trabajos, que abarcan un abanico inimaginable de problemáticas sociales. En cualquier población, por más pequeña que fuese podremos encontrar, por ejemplo, un cuerpo de bomberos voluntarios que deben intercalar todas las responsabilidades de su vida cotidiana con la entrega y el oficio de contribuir con la sociedad.

Lo mismo ocurre en el resto de todos los voluntariados de índole social, el voluntario ofrece de manera solidaria una disponibilidad horaria variable condicionada por las obligaciones de la rutina. Todo ese esfuerzo realizado con el objeto de ayudar e interiorizarse con los diferentes problemas que afectan en especial a los sectores de menores recursos, fue la principal esencia que motivo hace veinticinco años la elección de un día internacional para todos los voluntarios.

En la Argentina, desde hace unos cinco años que se ha aprobado la Ley de Voluntariado. En la misma podemos encontrar un marco estatal en el cual se define los deberes y obligaciones del voluntariado, tanto para el individuo como para la organización responsable. Podremos encontrar como novedad de la ley, la realización de un acuerdo escrito en el cual se establecen los objetivos y metas de la tarea voluntaria, consensuadas a priori entre cada una de las partes intervinientes.

De la misma manera, la organización debe entregar a la persona una credencial identificadora del Voluntariado. Todas éstas medidas tienden a controlar ciertas irregularidades y abusos, en las que un número reducido de organizaciones pretendieron obtener los beneficios de un empleado sin los costos de su contratación, así como también, de personas que se acercan a las organizaciones pretendiendo obtener un reconocimiento para su currículum sin involucrarse nunca en la organización que lo acoge.

La Unión Europea ha declarado hace unos pocos días que el año 2011 será el Año del Voluntario Europeo, haciendo mención al décimo aniversario del exitoso Año Internacional del Voluntariado de las Naciones Unidas. Como en aquella vez, el objeto de la asignación europea radica en inspirar a nuevos jóvenes a formar parte trabajos voluntarios y fortalecer en ellos el valor de la solidaridad.

Desde hace algunos años las actividades de voluntariado, en Argentina, se han visto enriquecidas por el acercamiento de voluntarios internacionales que, además de llegar con la intención de conocer los hermosos paisajes de este país, traen consigo la intención de ayudar y conocer más de cerca las realidades socio-culturales de las poblaciones más aisladas. Así mismo, el voluntariado corporativo ha tomado vigor durante los últimos años, como parte de los programas de Responsabilidad Social Empresaria, actividades en las que los empleados de los distintos sectores de las empresas llegan a conocer las realidades en las que viven algunos sus vecinos o grupos de interés, y así tienen la oportunidad de establecer fuertes relaciones con la ayuda social y el cuidado del medio ambiente.

Para solicitar mayor información:

Fundación Agreste – [email protected]

Tel./Fax: +54-11-4952-8843

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

www.fundacionagreste.org

Imprimir Imprimir

Comentarios