30 de mayo Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos para Trasplante

Día Nacional de la Donación de Órganos

30 de mayo” Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos para Trasplante”
Desde 1998, por el  Decreto 1079/97 del Poder Ejecutivo Nacional el 30 de Mayo conmemoramos el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos para Trasplante. Se eligió este día para celebrar el nacimiento del hijo de la primera mujer trasplantada hepática en un hospital público de Argentina. Este acontecimiento simboliza la posibilidad de dar vida tras haber recibido un trasplante. La donación de órganos no sólo salva vidas, sino que permite el milagro de la vida, como ocurrió con Gabriela.
Par esta fecha, en todo el país, los pacientes trasplantados y en lista de espera, ONGS, escuelas y diferentes actores sociales organizan actividades para trasmitir el mensaje solidario, en pos de una comunidad donante.
También se recuerda a todos los donantes anónimos y sus familias  que hicieron posible que muchas personas puedan seguir transitando este maravilloso camino de la vida.
Los siguientes son testimonios de familias donantes y de pacientes que estuvieron a la espera de un trasplante.

Alejandro T.
Familia Donante
Pensábamos que la donación no era para nosotros. Hasta que un domingo al mediodía, un accidente hizo que en un par de horas nos encontráramos con Antonella muriendo. No lo habíamos charlado antes, pero con mi esposa decidimos donar los órganos de nuestra hija de 6 años. Lo hicimos no por cómo murió, sino por cómo vivió. Porque la donación tiene más que ver con la vida que con la muerte. Si uno no dona su afecto, su tiempo, su vida todos los días a quienes tiene al lado, ¿cómo va a pensar en donarle algo a alguien que no conoce? Hay que vivir de tal manera que cuando uno muera lo único que le quede por donar sean sus órganos, en este sentido decimos que donar órganos es donar vida. Pero no continúa la vida de quien falleció. Al donar podemos ayudar a otras personas.

María Rosa B.
Familia Donante
Mi hijo falleció en julio de 2005 por un golpe que recibió en la cabeza a raíz de una caída de la moto y ahí decidimos, al estar con signos de muerte cerebral, donar sus órganos. Como estaban muy dañados solamente pudimos donar las córneas. En ese momento tenía 30 años. Lo primero que yo sentí es que dos personitas iban a seguir viendo por Cristian. Esa era la idea que él tenía siempre. Así que cumplí su voluntad. Para mí fue un logro poder donar sus córneas.

Miguel M.
Trasplantado cardíaco
Yo llegué al trasplante después de haber tenido dos infartos: el primero a los 36 años, el segundo a los 45. Me hicieron 3 by pass que fallaron al poco tiempo. Estuve 8 meses en lista de espera. Hoy hace más de 10 años que estoy trasplantado. Estoy trabajando, hago natación, navego a vela y participo de una fundación para promover la donación de órganos. Luego del trasplante mi vida cambió totalmente. Mi familia también ha disfrutado del trasplante, porque cuando a uno lo trasplantan en realidad se trasplanta toda la familia.

Atilio L.
Paciente en lista de espera
Hace 3 años que estoy en lista de espera. Los vivo muy nervioso todo el tiempo porque veo a mis compañeros que se trasplantaron y yo sigo ahí. Pienso: ‘¿Por qué no me toca a mí?’. Es dura la vida de la diálisis, tener que ir a la máquina todos los lunes, miércoles y viernes, 4 horas y media… Vivo con mi señora y tres hijos. Mi hijo más grande se preocupa más, conversa conmigo. Yo creo que el órgano me va a salir en cualquier momento. No pierdo la esperanza. Yo quiero estar en el lugar de un trasplantado.

Ricardo J.
Trasplantado renal
Hace 24 años que me trasplanté. Recibí un trasplante con donante cadavérico. En el momento que me trasplantaron hacía sólo 2 años que se hacían trasplantes en el país. Estuve un poco más de un año en lista de espera, mientras hacía hemodiálisis. Después del trasplante seguí trabajando, en chapa y pintura. En este momento mi hijo mayor tiene 29 años y mi hija 27. Eran chicos en aquel momento. Pienso que los trasplantes son milagros de la ciencia. En un principio cuando decía que era trasplantado me miraban como cosa rara. Por eso, opté por no decir que era trasplantado. Entonces, me veían como a una persona normal.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Franco D.
Trasplantado de médula ósea
Soy el primer trasplantado del Registro Nacional de Donantes de CPH. Me trasplantaron el 8 de mayo de 2004 a raíz de una leucemia mieloide crónica. Esta enfermedad me la detectaron a fines de 2001 y la búsqueda del donante comenzó al poco tiempo ya que mi hermana no era compatible conmigo. Sobre 10 millones de personas inscriptas en el mundo sólo 3 podían ser mis potenciales donantes. Una de ellas era una mujer italiana que finalmente fue la elegida. Es muy importante la creación del Registro en Argentina ya que mucha gente muere esperando un trasplante y las búsquedas suelen demorar largo tiempo. Estando el donante en el país, todo es mucho más rápido.

Imprimir Imprimir

Comentarios