Carlos Cebrián González. Escritor español de cuentos infantiles

Carlos Cebrián González
Carlos Cebrián González

“Cuando cumplí los nueve años escribí mi primer cuento. Mis fantasías infantiles quedaron impresas en los viejos cuadernos y perdidos en cualquier baúl de los recuerdos. Mi primer libro lo publiqué hace treinta años y durante todo ese tiempo he ido plasmando en papel: investigaciones históricas, personajes de ficción ,novelas, ensayos, entrevistas a cantantes y actores de prestigio que venían a mi Zaragoza (España) natal, muchos publirreportajes,pues no en vano he sido publicista durante cuatro décadas y hasta mi jubilación, etc.

Ahora soy abuelo y junto a mi querida esposa compartimos la dulce tarea de cuidar durante las horas en que sus padres trabajan, a nuestro nieto; tal y como ella hizo con los dos mayores sola, porque yo entonces estaba trabajando. Y ahora he descubierto sin prisas, en el ocaso de mi vida, el placer de sentarme en el suelo y con una palita de plástico, cargar un pequeño camión de juguete con muchas piedras ,jugar con la wii, o lanzar pompitas de jabón, soplando en un gracioso artilugio. El juego no importa, sea el que sea. Lo importante es ser compañero de juegos y cómplice de las travesuras de mi nieto y conversar con él, en su media lengua, saboreando la esencia de su ingenuidad, tan pura y hermosa.

Como he dejado la antigua costumbre de mirar el reloj cada minuto, de vivir aceleradamente, de hacer dos o tres cosas a la vez; no sé si me he convertido en un viejo-niño, o en un niño-viejo. Por eso he vuelto a tener fantasías infantiles y pensar en animalitos que hablan, que viven mil y una aventuras y juegos. De nuevo aquellos personajes de ficción de mi infancia, despiertan de su letargo de muchos años y dan un puntapié en las posaderas, a los oscuros personajes que protagonizaron varias de mis novelas negras.

Un día, casualmente, descubrí que había alguna web hispanoamericana, en la que podía publicar mis cuentos. Lo hice y escribí varios. Pero, aún no sé por qué, quise que mis modestos cuentos y relatos instructivos y ejemplarizantes, llegaran mucho más lejos. Soñé que eran leídos por niños hispanoamericanos, porque mi pequeña obra literaria lograría saltar desde el continente europeo al americano y que muchos niños de países que no he visitado, pudieran disfrutar, o por lo menos, recibir una bonita enseñanza, de un abuelo español y zaragozano y extender y ampliar mi círculo de amigos. Por eso envié a Encuentos.com mi cuentecillo “El perrito sin dientes” y me lo publicaron. Luego he conocido epistolarmente y a través de emails, la gran obra literaria y humana, que desarrolla esa gran escritora, Liliana Castello, la directora de esta fantástica web y por ello quiero seguir colaborando y llegar hasta vosotros con todo mi afecto.

En definitiva, me siento muy orgulloso de aportar mi pequeño granito de arena literario a esta gran obra en pro de la cultura infantil internacional, como es Encuentos.com, con la que me honro colaborar”.

Ver escritos de Carlos Cebrián González

Comentarios