Julio Cortazar

Biografías: Para conocer la historia y la trayectoria que dejaron su huella en el mundo, de la mano de EnCuentos. Hoy Julio Cortázar.

Julio Cortázar fue un escritor e intelectual argentino. Nació con el nombre de Jules Florencio Cortázar en Bruselas (Bélgica) el 26 de agosto de 1914 y falleció en París (Francia) el 12 de febrero de 1984.

Infancia

Cortázar nació en la embajada de Argentina en Bélgica, en Ixelles, distrito de Bruselas, el 26 de agosto de 1914, hijo de Julio Cortázar y María Herminia Descotte. Más adelante en su vida declararía: «Mi nacimiento (en Bruselas) fue un producto del turismo y la diplomacia». En ese entonces Bruselas estaba ocupada por los alemanes.

Siempre se afirmó cierta relación de su padre con el cuerpo diplomático argentino. Sus padres, María Herminia Descotte y Julio José Cortázar, eran argentinos. Hacia fines de la Primera Guerra Mundial, los Cortázar lograron pasar a Suiza gracias a la condición alemana de la abuela materna de Julio, y de allí, poco tiempo más tarde a Barcelona, donde vivieron año y medio. Jugó con frecuencia en el Parque Güell con otros niños. A los cuatro años volvieron a Argentina y pasó el resto de su infancia en Banfield, Buenos Aires, junto a su madre, una tía y Ofelia, su única hermana (un año menor que él). Vivió en una casa con fondo (Los Venenos, Deshoras, están basados en sus recuerdos infantiles), pero no fue totalmente feliz. «Mucha servidumbre, excesiva sensibilidad, una tristeza frecuente» (Carta a Graciela M. de Sola, París, 4 de noviembre de 1963). Conoció, gracias a su madre, al escritor a quien admiraría por el resto de su vida: Julio Verne.

«Pasé mi infancia en una bruma de duendes, de elfos, con un sentido del espacio y del tiempo diferente al de los demás» (revista Plural n°44, México 5/1975). Cortázar fue un niño enfermizo y pasó mucho tiempo en cama, por lo que la lectura fue su gran compañera. Su madre le seleccionaba lo que podía leer, convirtiéndose en la gran iniciadora de su camino de lector, primero, y de escritor después. Declaró: «Mi madre dice que empecé a escribir a los ocho años, con una novela que guarda celosamente a pesar de mis desesperadas tentativas por quemarla» (revista Siete Días, Buenos Aires, 12/1973). Leía tanto que algún médico llegó a recomendarle leer menos durante cinco o seis meses y salir más a tomar un poco de sol. Muchos de sus cuentos son autobiográficos, como Bestiario, Final del juego, Los venenos o La Señorita Cora, entre otros.

Juventud

Se forma como Maestro Normal en 1932 y Profesor Normal en Letras en 1935 en la Escuela Normal de Profesores Mariano Acosta, de aquellos años surgieron La Escuela de Noche (Deshoras). En aquella época, comenzó a frecuentar los estadios a ver boxeo, donde ideó una especie de filosofía del box «eliminando el aspecto sangriento y cruel que provoca tanto rechazo y cólera» (La fascinación de las palabras). Admiraba al hombre que siempre iba para adelante y a pura fuerza y coraje conseguía ganar (Torito, Final del juego).

Un día caminando por el centro de Buenos Aires, se topó con un libro de Jean Cocteau, un total desconocido para él hasta aquel momento, titulado Opio, Diario de una desintoxicación. Aquella lectura lo marcaría para el resto de su vida: «Sentí que toda una etapa de vida literaria estaba irrevocablemente en el pasado… desde ese día leí y escribí de manera diferente, ya con otras ambiciones, con otras visiones» (La fascinación de las palabras, 1997).

Comenzó en la Universidad de Buenos Aires la carrera de Filosofía, pero comprendió que debía utilizar el título que ya tenía para trabajar y ayudar a su madre. Dictó clases en Bolívar, Saladillo (Ciudad en cual figura en su Libreta Cívica como oficina de enrolamiento); y luego en Chivilcoy. Vivió en cuartos solitarios de pensiones aprovechando todo el tiempo libre para leer y escribir (Distante espejo).

Primeras publicaciones

En el año 1938, con una tirada de 250 ejemplares, Julio Cortázar editó el poemario “Presencia” bajo el seudónimo de Julio Denis.

En una entrevista con Elena Poniatowska para la revista Plural el nº 44 México de mayo de 1975 confesó: «fueron mis años de mayor soledad. Fui un erudito, toda mi información libresca fue de esos años, mis experiencias fueron siempre literarias. Vivía lo que leía, no vivía la vida. Leí millares de libros encerrado en la pensión: estudié, traduje. Descubrí a los demás solo muy tarde». A partir de julio de 1944 enseñó en Mendoza literatura francesa y de Europa septentrional en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Cuyo.

Pocos meses después renunció a su cargo por desavenencias con el peronismo y su política universitaria. Se empleó en la Cámara del Libro en Buenos Aires y realizó trabajos de traducción. Hacia 1947 escribió «Casa tomada», el primer cuento de la serie de Bestiario, que una amiga le envió a Jorge Luis Borges, quien lo publicó en la revista Anales de Buenos Aires (con dos dibujos de su hermana Norah) comenzando así una relación infrecuente con él.

Luego le solicitaría más textos para su revista, siendo publicados Los Reyes y Las puertas del cielo. Cortázar manifestó en diversas ocasiones que comenzó a escribir cuentos por Edgar Allan Poe, quien «me enseñó lo que es la gran literatura y lo que es el cuento» (Plural n° 44, México, 5/1975). En el año 1948 se recibió de traductor público de inglés y de francés. En 1950 terminó de escribir El examen, que ningún editor se animó a publicar por su lenguaje ofensivo. En 1951, a los 37 años de edad, se instaló definitivamente en París, ya que había recibido una beca del gobierno francés para estudiar 10 meses en París, de octubre a julio de 1952. Dicha beca consistía en investigar la novela y la poesía francesa contemporánea en sus conexiones con las letras inglesas. Tenía una vasta experiencia como traductor, había traducido a Gilbert Keith Chesterton, André Gide, las cartas de Keats, Marguerite Yourcenar, entre otros. Obtuvo trabajo de traductor en la Unesco y de ello vivió varios años. Cortázar se establece definitivamente en París y entabla una relación de amistad con los artistas argentinos Julio Silva y Luis Tomasello con quienes realizaría varios proyectos conjuntos.

Su obra poética

A pesar de ser reconocido por su narrativa, escribió gran cantidad de poemas en prosa (en libros mixtos como Historias de cronopios y de famas, Un tal Lucas, Último round); e incluso poemas en verso (Salvo el crepúsculo, Presencia). Colaboró en muchas publicaciones en distintos países, grabó sus poemas y cuentos, escribió letras de tangos (por ejemplo con el Tata Cedrón) y le puso textos a libros de fotografías e historietas.

Alguna de sus obras

Cuentos y misceláneas

• La otra orilla, 1945

• Casa tomada, 1947 (cuentos)

• Bestiario, 1951 (cuentos)

• Final del juego, 1956 (cuentos)

• Las armas secretas, 1959 (cuentos)

• Historias de cronopios y de famas, 1962 (misceláneas)

• Carta a una señorita en París , 1963

• Todos los fuegos el fuego, 1966 (cuentos)

• La vuelta al día en ochenta mundos, 1967 (misceláneas)

• El perseguidor y otros cuentos, 1967 (cuentos)

• La isla a mediodía y otros relatos, 1971

• Octaedro, 1974 (cuentos)

• Alguien que anda por ahí, 1977 (cuentos)

• Un tal Lucas, 1979 (cuentos)

• Territorios, 1979 (cuentos)

• Queremos tanto a Glenda, 1980 (cuentos)

• Deshoras, 1982 (cuentos)

• El perseguidor, 2009 (cuento ilustrado, Libros del Zorro Rojo)

• Continuidad de los parques

Novelas

• Divertimento

• Los premios, 1960

• Rayuela, 1963

• 62/modelo para armar, 1968

• Libro de Manuel, 1973

• El examen, 1986 (obra póstuma)

Teatro

• Los reyes, 1949

• Adiós Robinson y otras piezas breves, 1995 (obra póstuma)

Poesía

• Presencia, 1938 (sonetos)

• Pameos y meopas, 1971

• Salvo el crepúsculo, 1984

Otros

• La autopista del Sur, 1964

• Buenos Aires, Buenos Aires, 1967

• Último round, 1969

• Viaje alrededor de una mesa, 1970

• Prosa del observatorio, 1972

• La casilla de los Morelli, 1973

• Fantomas contra los vampiros multinacionales, cómic, 1975

• Estrictamente no profesional, 1976

• Los autonautas de la cosmopista, 1982 (con Carol Dunlop)

• Nicaragua tan violentamente dulce, 1983.

• Silvalandia (basado en ilustraciones de Julio Silva), 1984

• Divertimento, 1986 (obra póstuma)

• Diario de Andrés Fava, 1995 (obra póstuma)

• Imagen de John Keats (obra póstuma, escrita entre 1951 y 1952)

• Correspondencia Cortázar-Dunlop-Monrós, Alpha Decay, Barcelona, 2009 (obra póstuma)

• Papeles inesperados, Alfaguara, 2009 (obra póstuma)

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fuente: Wikipedia, la enciclopedia libre

Imprimir Imprimir

Comentarios