Una gota de agua

gotas de lluvia

Esperando la lluvia
una gota de agua
inundó mi calle.

Barriendo la planicie
calle abajo, barrió todo.

Esperé la lluvia
asomando por instantes,
un tibio sol nunca antes visto.

Brillante, resplandeciente
la iluminaba
dándole aspecto de diamante.

Una gota de agua
inundó mi calle.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Poesias para adultos.

Imprimir Imprimir

Comentarios