Los animales del rancho

granja animada

Los animales del rancho

Poema sugerido para niños sobre los animales de la granja a partir de siete años.

¡Cómo, yo, me divertí el otro día que fui a visitar el gran rancho donde vive tío Pancho! Te diré lo que yo vi e incluso lo que oí. Luego, luego, cuando entré lo primero que observé que un gallo estaba cantando y al pueblo despertando. Mientras su canto yo oía poco a poco el sol salía. su canto se oía así: ¡Quiquiriquí! ¡Quiquiriquí! También vi muchas gallinas que caminando muy finas cadenciosas se meneaban y a sus pollitos cuidaban; y los pollos ya piaban mientras gusanos buscaban. Su piar se oía así: ¡Pío!
¡Pío!
¡Pío! Los caballos relinchaban porque encerrados estaban. Agitados relinchaban y hacia el cerro ellos miraban; se querían ya salir para al cerro ellos subir. Sonaba así su relincho: ¡Iiiiih! ¡Iiiiih! ¡Iiiiih! Del peligro muy atentos, también perros allí había que ladraban noche y día; parecían ya sargentos, protegiendo los rebaños de amenazas; de algún daño. Ladraban ellos así: ¡Guau! 
¡Guau! 
¡Guau! Chillar los cerdos se oían porque hambre ya tenían y empezaban a hozar, y con su hocico a rastrear; larvas y también insectos era su manjar perfecto. Se oían chillar así: ¡Oink! 
¡Oink! 
¡Oink! Oí a la lora parlar repitiendo sin cesar las frases que ella escuchaba. A veces hasta cantaba y hasta mi nombre decía; muy claro lo repetía. La lora decía así: ¡María! ¡María¡ María! Había también un ganso que en verdad no era muy manso y mejor lo vi de lejos, de lejos, pero muy lejos; pero a veces lo escuchaba graznar cuando se enojaba. Su graznido era así: ¡On! ¡On! ¡On! A las vacas vi pastando. Felices ellas rumiando, muy felices ya comían mientras el rabo movían; a las moscas espantaban cuando las molestaban. Mugían ellas así: ¡Muu! ¡Muu! ¡Muu! También había muchos patos a quien miraba yo a ratos cuando al lago me llevaban; precioso ellos nadaban. Y a veces la mamá graznaba, a sus patitos llamaba. Mamá pata así graznaba: ¡Cua! ¡Cua! ¡Cua! Y muchos otros animales, pude ver en los corrales, que mi tío me enseñó. ¡Muy feliz estuve yo visitando ese gran rancho donde vive tío Pancho!

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Poema sugerido para niños sobre los animales de la granja a partir de siete años.

Imprimir Imprimir

Comentarios