El trébol de cuatro hojas

treboles anmados

Encontró una cabra coja,
dos tréboles de cuatro hojas,
y en las dos patas se hirió
y aunque más coja quedó,
a saltos lo celebró.

Un conejo desdentado,
saltando perdió otro diente,
pero al encontrar un trébol
aunque tuvo que ayunar
celebró su buena suerte.

Volando un loro cantante
encontró feliz un trébol
y tanto lo celebró
que enfermó de la garganta
y sin voz se quedó luego

Juntos los tres animales
saltan felices y alegres,
pero la fama del trébol
a ninguno trajo suerte.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

www.cuentosentretenidos-marissa.blogspot.com.es

Imprimir Imprimir

Comentarios