Amor suavecito

MADRE E HIJO

Sereno es el amor
cuando se entrega con entusiasmo.

Como mi madre lo hace
suavecito para ver si estoy despierta.

Quieto es el amor
cuando, quedándome quietecita,
viviendo el paraíso de las estrellas
permiten pensar despacito.

El amor se manifiesta
con entusiasmo
porque es dulce y suavecito.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Poesías para toda la familia.

Imprimir Imprimir

Comentarios