En el aula

En el aula. Escritor cubano. Del Libro ¨Cuentos del barrio mío¨ (2005) Érase una vez una tarde soleada de verano, de esas con cielo despejado y varias nubes para que los niños no la olviden y siga siendo cielo. Allá, junto a la carretera por donde pasan los camiones llenos de caña para el central, estaba […]

Resulta interesante también:

El mejor de todos los tiempos
Chicho cara de pecas – Capítulo I

En el aula. Escritor cubano. Del Libro ¨Cuentos del barrio mío¨ (2005)

Érase una vez una tarde soleada de verano, de esas con cielo despejado y varias nubes para que los niños no la olviden y siga siendo cielo.

Allá, junto a la carretera por donde pasan los camiones llenos de caña para el central, estaba la escuelita rural y dentro de ella nuestro personaje, Benito; entretenido con dos lagartijas verdes que en el borde de la ventana se soleaban sacando sus rojos pañuelos.

Mientras, la maestra impartía la clase al resto del aula, pues Benito, aunque presente, con la imaginación corría por la guardarraya tras una bandada de guineos grises.

Estaba sudado, la camisa se le pegaba al cuerpo. Se sentó en un tronco caído, en la curva del camino se alejaban los guineos protestando y una vaca los miraba perpleja por el barullo. Se rió entre dientes, los cuales contrastaban con su negra piel brillosa. Pateó la tierra bajo sus pies, disfrutando la nube de polvo, igual a como volaba debajo de las patas de Azafrán cuando su padre lo montaba en el potrero de la sabana. Se puso en pie y sin pensar el rumbo salió disparado como aguacate caído de la mata, pasó sin detenerse por un campo recién arado, pero al saltar la zanja del regadío tropezó con una piedra y cayó boca abajo en el suelo. Frente a él, la bandada de guineos toda, reía estruendosamente, sin poderse contener, abrían los picos y agitaban las alas. Él no comprendía en medio de su disgusto lo que sucedía, aún en el suelo abrió los ojos y vio con asombro a todos su compañeritos de aula muertos de risa a su alrededor, al tiempo que la profesora le decía muy seria:

– Benito, te has quedado dormido otra vez.

Fin


En el aula

EnCuentos está constituido por un grupo de profesionales y autores independientes que mediante su valioso aporte ayudan a recopilar, en un sólo lugar, literatura y material de todas las épocas, para padres -que en algún momento fueron niños- e hijos que, mediante la lectura, se convertirán en algún momento en mejores padres.

¿Qué se dice de EnCuentos.com?


Testimonio de Elena Ramírez Martínez

Elena Ramírez Martínez - "Previamente me informé de diferentes plataformas de cuentos y dar a conocer a escritores noveles, y atendiendo a la formalidad, profesionalidad y difusión me decidí por encuentos, todo un acierto..."Ver Más

Testimonio de Ezequiel Cámara

Ezequiel Cámara - "Me gustaría que Encuentos.com me ayude a difundir mis obras literarias para que la gente pueda conocerme y así poderme abrir paso a participar de otros sitios de Internet..."Ver Más

Testimonio de Justina Cabral

Justina Cabral - "Encuentos.com me ayudó en mis comienzos a dar a conocer mis obras literarias. Conocí mucha gente e hice muchos colegas amigos con los que hoy por hoy compartimos distintos proyectos literarios..." Ver Más

Carlos Cebrián González

Carlos Cebrián González - "Me siento muy orgulloso de aportar mi pequeño granito de arena literario a esta gran obra en pro de la cultura infantil internacional, como es Encuentos.com, con la que me honro colaborar..." Ver Más

Comentarios

comentarios

Leer entrada anterior
niaas
Un día sin televisión

Un día sin televisión. Escritora de cuentos infantiles de Perú. En una pequeña casita vivían unas niñitas muy buenas y...

Cerrar