Todos los días

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles
Todos los días: Una invitación para que todos reflexionemos.
Con frío, con calor, con lluvia, con hambre, con necesidad de amor y de una caricia. Ayer, hoy, mañana; todos los días cientos y cientos de almas chiquitinas vienen hasta los comedores y escuelitas a las que apadrinamos o colaboramos, a dar tanto más de lo que reciben.
Tal vez nuestros esfuerzos no alcanzan para cubrir todas las necesidades y poder erradicar los terribles problemas que enfrentan estos niños, pero al menos, y nunca un “al menos” significó tanto, la amplia mayoría de estos chicos pobres materialmente, pero inagotablemente ricos en ternura y amor, logran encaminarse, comienzan a tener un futuro posible y a insertarse en una sociedad que hasta ahora solo los había ignorado.
Enfrentar el hambre, la violencia, la droga, la falta de trabajo, y todas las nefastas consecuencias que traen aparejadas, implica también generar todo un cambio de cultura, de esa cultura social que nos discrimina y nos empuja al “sálvese quien pueda”
Ante la ley de la selva, ante el hambre y la deshumanización, proponemos la organización solidaria, la educacion y el trabajo.
Creemos que esta, tarde o temprano, nos involucra a todos.
 
 
 
Pablo Muggeri
Coordinador General

Web: www.manosporhermanos.org

Imprimir Imprimir

Comentarios