¿Querés ser un voluntario en nuestros rincones de lectura?

La fundación Dr. Enrique Rossi y el Centro de Diagnóstico Dr. Enrique Rossi (CDR) inauguran el 3º rincón de lectura en el Hospital Rivadavia. Leer es crecer. Asociaciones y Fundaciones.

Con la  creación del  “Rincón de Lectura del Hospital Rivadavia”, se concreta  la tercera edición de este exitoso emprendimiento de bien público, destinado a brindar contención y entretenimiento a chicos internados en hospitales públicos.

La Fundación Dr. Enrique Rossi y el Centro de Diagnóstico Dr. Enrique Rossi (CDR)  ponen en marcha un nuevo Rincón de Lectura, ubicado en el Hospital Rivadavia en la Ciudad de Buenos Aires. El nuevo espacio cuenta con libros aportados por ambas instituciones y la coordinación de voluntarias “cuenta-cuentos” para leer a niños, jóvenes y adultos en cada hospital. Los niños internados, sus familiares y los que consultan en el servicio de Pediatría del Hospital, encontrarán un espacio de entretenimiento y estímulo tan necesario cuando se viven problemas de salud.

Especialistas en neurociencias y educación coinciden en que en el medio  hospitalario, la lectura puede generar actitudes y sensaciones positivas en los niños internados, en quienes los visitan y conviven a diario con las situaciones de stress a las que están expuestos. Además de ser un espacio exclusivo para leer, aprender y distraerse, los libros estarán al alcance de los pacientes en las salas de internación para que ellos mismos puedan leer, o les lean sus familiares o los voluntarios cuenta-cuentos.

Este es el 3º Rincón de Lectura que la Fundación Dr. Enrique Rossi y el CDR organizan. El 1º fue en el Hospital de Clínicas y la experiencia fue tan exitosa que ahora se extendió a un plan más amplio que logro instalarse en el Hospital Pirovano y ahora en el Hospital Rivadavia.

La Fundación Dr. Enrique Rossi y el Centro de Diagnóstico Dr. Enrique Rossi (CDR) responsables de esta obra, convocan a la comunidad en general, y en especial a todos los amantes de la lectura y la labor solidaria, a sumarse como voluntarios cuenta-cuentos de este nuevo Rincón. Una experiencia que enriquece y satisface “ya que un ratito que se dedica en hacer algo lindo como leer resulta en la sonrisa de una criatura o en la gratitud de una persona internada y eso no tiene precio” testimonian los propios voluntarios.

Imprimir Imprimir

Comentarios