Madres del dolor. Cuando perdemos lo que más amamos.

Tema de la semana: Madres del Dolor. Asociaciones y Fundaciones.

Cuando la pérdida de quienes más amamos, lejos de empequeñecernos, nos engradece comos seres humanos y nos acerca al otro.

Sin duda alguna, la pérdida de un hijo es en dolor más grande por el cual puede atravesar un ser humano. No hay razón alguna que lo justifique. No hay lógica, no es natural. Cuando hemos perdido un hijo por causas naturales,  no es menor el dolor, pero quizás lo entendamos de otra manera.
Por otro lado ¿qué ocurre cuando nuestro hijo  fue arrancado de nuestros brazos y de nuestra vida por decisión de otra persona? ¿Qué pasa cuando alguien disparó contra él, lo ultrajó, lo descuidó, lo asesinó? Parecería que en esta instancia de pérdida, no puede haber consuelo posible.
Sin embargo, hay quienes pueden seguir adelante, con la mochila de su inmenso sufrimiento a cuestas, pero siguen de pie y luchando por la memoria y el respeto de sus hijos.

Son ellas, las MADRES DEL DOLOR, así con mayúsculas. Madres cuya figura se hizo grande, muy grande, infinita en el peor de los momentos. Madres valientes que salen a luchar, a pedir, a defender, a reclamar, exigir.
Y lo que tal vez es más importante, ellas no luchan sólo por cada uno de sus hijos arrebatados, sino por los de los demás, por los hijos de todos, incluso por los que aún no han nacido. Luchan para que se haga justicia, para que se pueda prevenir, para que se castigue a quien corresponde, lucha en definitiva, por la vida misma.
Hay que ser muy generoso para pensar en el dolor ajeno cuando se padece el propio. Hay que ser muy valiente para erguirse luego de haber recibido la peor estocada. Hay que ser muy digno para no dejarse amedrentar por la burocracia, la lentitud de la justicia, la inoperancia.
Allí están ellas, luchando por los que ya no están físicamente, sólo físicamente, luchando por los hijos de todos, abriendo su corazón a quien lo necesita.
Mujeres que se unieron no sólo por compartir un mismo dolor, sino porque comparten el deseo de una vida diferente. Una vida en la que  la justicia sea justa, en la que existan leyes que nos protejan y que se cumplan, entre tantas otras cosas.

Para saber acerca de la Asociación Madres del Dolor me encontré con Isabel Yaconis, mamá de Lucila, quien gentilmente accedió a responder mis preguntas. Quiero contarles la sensación que me produjo estar frente a frente con una mamá del dolor. Una mujer entera, con una sonrisa hermosa y un gesto muy agradable.  Ese breve encuentro fue muy enriquecedor para mi. Vi en ella a todas las mamás y la vi de pie, sonriente a pesar de su sufrimiento, valiente, con una fortaleza digna de mi más profunda admiración. En Isabel, vi a todas las mamás, cada una de ellas me estaba contando algo y yo, se los tenía que contar a Uds.

¿Cuándo se formó la Fundación?

La Asociación obtuvo su Personería Jurídica el 10/12/2004.
¿De quién parte la idea?

De Vivian Perrone, mamá de Kevin Sedano, quien nos propuso armar una O.N.G.
– La Fundación tiene la finalidad de lograr que la justicia sea efectiva y concreta, brindar además contención familiar, brega por los derechos y la seguridad ciudadana. ¿De qué modo lleva a cabo estos tres pilares de la fundación? ¿Realiza alguna otra actividad?
La Asociación acompaña al familiar de la víctima en la parte emocional primero.  Escuchamos con detenimiento que tipo de delito sufrieron.
Luego, en el proceso investigativo, lo orientamos por intermedio de un asesor jurídico. No es igual en  todos los  casos. Muchos cuentan con abogados pero se acercan igual por la necesidad de juntarse con sus pares. Por último, nuestra Asociación acompaña a los familiares durante el debate en las jornadas del Juicio. Estos generalmente son orales y públicos.

¿Son muchos los papás que acuden a la Fundación?

Sí. Recibimos muchas llamadas y visitas. A veces lo único que podemos hacer es escuchar
Una vez que se hace la denuncia, colaboramos en la búsqueda de personas, comunicamos y denunciamos hechos de interés para la sociedad, acompañamos a fiscalias y juzgados, brindamos un primer asesoramiento jurídico y psicológico.
Además de esto, presentamos el Proyecto por el cual se penalizan las picadas con automóviles, que fue aprobado en el Congreso Nacional.
Participamos del debate por el Registro de Condenados por Delitos Contra la Integridad Sexual , que ya obtuvo media sanción en el Senado.
Nos ocupamos de temas como la problemática en la Seguridad Vial  que hoy es controlado por  la AGENCIA NACIONAL DE SEGURIDAD VIAL, cuyo Director es el Señor Felipe Rodríguez Laguens.
La Asociación es parte veedora de la Agencia que depende del Ministerio del Interior.
Diariamente se reciben varias denuncias. La mayoría de los casos son provenientes de la Provincia de Buenos Aires. Aunque recibimos, en menor número, denuncias de todo el país.

– El hecho de pertenecer a la Fundación, de buscar justicia, comprometerse con los otros y ayudar a quienes viven situaciones trágicas ¿ayuda a paliar –aunque sea en parte- el propio dolor?

Nosotras experimentamos primero el dolor de nuestra propia “pérdida”. Luego vimos los rostros de las familias devorados por la impotencia y el “dolor” por no poder hablar.
Descubrimos que para la Justicia, nuestro hijo o hija era una fría foja de un frío expediente y lo único que  anhelábamos era obtener  “JUSTICIA ” que ayude a curar las heridas.

¿Sienten que desde el Gobierno o las autoridades se las escucha y se obra en consecuencia?

En todas las oportunidades que tenemos de entrevistarnos con  funcionarios del área de gobierno, aprovechamos para comprometerlos en las distintas necesidades sociales. En su mayoría obtenemos buenos resultados. Después de intervenir en cerca de  1.000 casos llegamos al año 2009 y haciendo el balance, creemos que el camino recorrido, aunque lento, comienza a dar sus frutos.

¿Cómo puede colaborar la gente con la Fundación? ¿Hay una manera en la que todos podamos hacer algo?

Tanto en el campo legal como en el campo psicológico hay lugar para aquellos profesionales que desinteresadamente quieran colaborar con la Asociación Madres del Dolor. www.madresdeldolor.org.ar
Agradecemos la difusión de la tarea de nuestra organización y la difusión de nuestros teléfonos: 4953-3412/4953-3482

Si luego de esto, alguna persona desea colaborar en forma económica puede hacerlo en la Cuenta Corriente especial  Nº 0016977/2. del Banco Ciudad, Sucursal 15. Barrio Norte.

Para saber un poco más: La entidad tiene como finalidad promover y consolidar la efectiva prestación de Justicia, brindar servicios de asistencia y contención integral a victimas y familiares de hechos de violencia y constituirse en un foro de defensa de los derechos y de la seguridad ciudadana.

La Asociación Madres del Dolor informa que la misma no forma parte de ningún partido político, que no tiene representación alguna dentro o fuera del país y finalmente que el único representante legal es el Dr. Claudio Mazaira quien asiste desde el inicio a la Asociación en forma desinteresada, es decir Ad Honórem.
Espero que quienes puedan colaboren, quienes necesiten se acerquen, quienes tengan el poder de hacer algo, lo hagan por Lucila Yaconis, Cristián Gómez,  Marcela Iglesias, Kevin Sedano, Juan Manuel Canillas, Luciano Di Santo, Alfredo Marcenac, Christián Shaerer, Daniel Sosa, Marcos Schenone, Maximiliano Tasca, Leandro Denegri, entre otros, por sus hijos, por ustedes mismos, en definitiva POR TODOS.

Por último y como cierre, les dejo el testimonio de Silvia Irigaray, mamá de Maximiliano Tasca y miembro de la Asociación, no hace falta agregar  nada más:
 
”Mi hijo MAXIMILIANO TASCA de 25 años es FUSILADO junto a sus dos amigos por un Policía de la Federal Argentina el 29 de diciembre de 2001 en el barrio de Floresta-Capital Federal.
Todo por un comentario que realiza mi hijo mirando imágenes en la TV. El Asesino fue detenido inmediatamente y tuvimos el juicio correspondiente.
El policía llamado Juan de Dios Velaztiqui fue condenado a PERPETUA.  Fue entonces que sentí la necesidad de devolver todo el amor que recibí.
Comencé  a ir a marchas , misas , a estar con otras MAMAS que sufrían.
En el 2004 junto a un lindo grupo decidimos darle forma a ésta FUERZA.
Nace: la Asociación Civil Madres del Dolor.
 Hoy por hoy me asombro día a día como nos reconocen…y eso es bueno.
Somos una prolongación de nuestros HIJOS.
Algo muy importante que hice por mi hijo fue donar sus órganos.
Trato de transmitir a  los que pasan por una situación difícil NO SER EGOISTA.
DAR… alivia el DOLOR… se los puedo asegurar”.

Imprimir Imprimir

Comentarios