Beneficios del amamantamiento para el bebé, la madre y el padre

La Liga de La Leche nos irá respondiendo diferentes dudas sobre la lactancia materna.

 

La pregunta de hoy es: ¿Cuáles son los beneficios del amamantamiento para el bebé, la madre y el padre?

La leche materna es el alimento diseñado por la naturaleza para nuestros bebés. Contiene todos los nutrientes en calidad y cantidad necesarios para cada etapa del bebé. Durante la lactancia, las mamás les transmiten anticuerpos a sus bebés a través de la leche materna.

Ninguna otra leche ni ningún otro alimento contienen anticuerpos. La teta es mucho más que el mejor alimento: es placer, contacto, consuelo y comunicación. Un bebé que es puesto al pecho de su madre a los pocos minutos de nacer, además del valioso calostro, que es una múltiple “vacuna” natural, recibe una cálida corriente de amor, una espontánea sensación de paz y seguridad similar a la que ha vivido dentro del vientre.

Es una manera dulce, bella y saludable de darle la bienvenida a este mundo. Durante los primeros meses, el bebé necesita varias de las condiciones que le ayudaron a crecer dentro del útero. Una de ellas es estar muy cerca de su madre, sentir la seguridad de su presencia, el calor de su piel, escuchar los latidos de su corazón, y el timbre de su voz. Al estar en los brazos de su madre, alimentándose con su leche, recibe esto y mucho más.

El acto mismo de amamantar es gozoso para la madre, quien a su vez reafirma su capacidad para cuidar a su bebé. Se consumen calorías al producir leche, por lo que dar el pecho ayuda a muchas madres a bajar de peso más fácilmente. Al amamantar la mujer produce una hormona que contribuye a la reducción del útero para que éste vuelva a su lugar y tamaño originales de forma más rápida. Otra hormona funciona como un tranquilizante natural, llenando a la madre de un sentimiento de calma y bienestar cuando amamanta. Al dar el pecho la madre se ahorra tiempo y energía que se ocuparía preparando, lavando y esterilizando mamaderas.

Además la lactancia reduce la probabilidad de desarrollar cáncer de mama y de ovario (ver listado de estudios científicos en l pág. 390 de “Un regalo para toda la vida”, del Dr. Carlos González) Con respecto al papá, la relación especial de éste con su hijo es un elemento importante en el desarrollo del niño desde su primera infancia.

El rol del padre como sostén emocional de la madre es fundamental a lo largo de la lactancia. Durante el puerperio el padre mantiene el vínculo con el mundo exterior, además de colaborar en aquellas tareas en las que la mamá es reemplazable, como bañar al bebé, acunarlo, ocuparse de los hermanos mayores, y otras tareas del hogar.

No estás sola. Acercate.

Liga de La Leche: información y apoyo en lactancia materna.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

www.ligadelaleche.org.ar

Imprimir Imprimir

Comentarios