Aldeas Infantiles SOS

Aldeas Infantiles SOS

Aldeas Infantiles SOS

 

Tema de la semana: Aldeas infantiles SOS


No todos los niños tienen la oportunidad de que sus derechos respeten, defiendan y promuevan. Todos podemos hacer algo por cambiar esta triste realidad. Muchos ya han puesto manos a la obra, y cada uno de nosotros puede aportar nuestro pequeño, pero gigante granito de arena. EnCuentos.com hoy los invita a conocer la labor de Aldeas Infantiles SOS y a sumar nuestro esfuerzo al suyo para que todos los niños puedan vivir una vida digna.

LAS MÚLTIPLES CARAS DE LA LABOR DE ALDEAS INFANTILES SOS ARGENTINA

Hoy brinda apoyo a más de 1800 niños y niñas en el país a través de los programas de Acogimiento Familiar, Fortalecimiento Familiar y Desarrollo Comunitario y los centros educativos Hermann Gmeiner
Aldeas Infantiles SOS trabaja en la promoción, protección y restitución de los derechos de niños y niñas, como una organización no gubernamental, independiente y de carácter social. Todo niño y niña tiene derecho a ser querido, protegido y respetado. Todo niño y niña tiene derecho a la educación y cuidado de la salud. Todo niño y niña tiene derecho a crecer en un entorno familiar estable para poder desarrollarse. Estos son los principios que guían la labor de la organización en 132 países y territorios en el marco de la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (CDN).

Aldeas Infantiles SOS Argentina desarrolla su labor en el país desde 1979, y hoy brinda apoyo a más de 1800 niños y niñas. De ellos, 399 niños y niñas participan en los programas de acogimiento familiar en las Aldeas Infantiles SOS en Misiones, Córdoba, Mar del Plata y Luján.

También desarrolla Programas de Fortalecimiento Familiar y Desarrollo Comunitario, desde allí trabaja con las familias y comunidades en riesgo social apoyándolas para que desarrollen su capacidad de proteger y cuidar a sus hijos, y recuperen así su rol esencial. Como la educación también es un derecho, apoya el desarrollo educativo de niños, niñas y jóvenes a través de los centros educativos Hermann Gmeiner: cuenta con dos jardines de infantes y un colegio de niveles primario y secundario, a los cuales asisten más de 1000 alumnos en el corriente año.

Día tras día nos enfrentamos a una triste y cruel realidad, miles de niños y niñas viven con sus derechos vulnerados, muchos de estos casos suceden debido a la falta de un entorno familiar. La familia contiene, protege, educa y brinda amor, permitiendo a los niños y niñas crecer de manera adecuada, brindándoles la posibilidad de insertarse en la sociedad. Como organización activa en la garantía de los derechos de la niñez, el reto de Aldeas Infantiles SOS es seguir creciendo para que cada vez menos niños y niñas tengan sus derechos vulnerados.

Programa de Acogimiento Familiar

Las Aldeas Infantiles SOS están organizadas como comunidades donde viven entre 10 y 14 grupos familiares. Allí brindamos acogimiento a niños y niñas que han perdido el cuidado de sus padres y que llegan a nuestra organización mediante el trabajo conjunto con las autoridades de niñez.

En las Aldeas Infantiles SOS se promueven las relaciones familiares, el vínculo entre los niños y niñas que viven juntos como hermanos y hermanas, y cada grupo familiar cuenta con una persona capacitada profesionalmente que se ocupa de brindarles cuidado y protección. Aldeas Infantiles SOS asegura que las hermanas y hermanos de familia de origen se mantengan unidos en la misma casa familiar.

Una familia en la Aldea apoya el bienestar, el crecimiento y el desarrollo del niño o niña. La Madre SOS asume la responsabilidad y brinda acompañamiento y cuidado individual hasta que el niño o la niña sea capaz de llevar una vida plena e independiente en la sociedad o con su familia de origen. Aldeas Infantiles SOS respeta el rol esencial de la familia de origen y su importancia única para el niño y la niña.

Brindando apoyo para la vida independiente

Cada niño y cada niña reciben el apoyo y acompañamiento necesarios para desarrollar sus potencialidades e intereses.  Como paso importante hacia la vida independiente, la organización implementa programas para jóvenes destinados a acompañarlos en su crecimiento y desarrollo hacia la vida adulta, promoviendo su desarrollo educativo e inserción laboral. Los jóvenes reciben el acompañamiento de un colaborador especializado.

Centros educativos Hermann Gmeiner

La educación es un derecho esencial básico. Es una de las condiciones más importantes para descubrir y desarrollar las propias capacidades. Por ello, Aldeas Infantiles SOS promueve la educación y la formación integral de los niños, niñas y jóvenes que fomente las capacidades y aptitudes desde la infancia temprana. La organización cuenta en la Argentina con los centros educativos Hermann Gmeiner: un jardín de infantes en Mar del Plata, Provincia
de Buenos Aires; y un jardín de infantes, un colegio de niveles primario y secundario en Oberá, Misiones.

Fortalecimiento Familiar y Desarrollo Comunitario

El Programa de Fortalecimiento Familiar tiene como objetivo la prevención del abandono infantil. Por esta razón se trabaja de manera integral con cuatro componentes: niños/as, mujeres, familias y comunidad.
En la ciudad de Mar del Plata la inserción del programa se realiza a través de los comedores infantiles en los barrios que están en situación de vulnerabilidad. El trabajo y el compromiso se basan en una gestión compartida entre los Comités Familiares integrados por los vecinos y Aldeas Infantiles para la creación de un Centro Comunitario.
El eje central es lograr que los vecinos sean los actores de su propio cambio, que establezca una red de protección de los niños/ as y que sean promotores sociales en diversos temas.
De esta forma el compromiso y la participación social hacen que logremos un modelo de intervención trasformador.

La organización Aldeas Infantiles SOS implementa los programas de Fortalecimiento Familiar y Desarrollo Comunitario. Desde allí se une a personas, familias, comunidades y otros aliados para crear una sociedad donde todos los niños y niñas puedan disfrutar de un entorno familiar afectivo.  El propósito de estos programas es apoyar a las familias y comunidades para que desarrollen su capacidad de proteger y cuidar a sus niñas y niños; y facilitar procesos que contribuyan con el desarrollo y empoderamiento de las familias y comunidades, y así puedan brindar protección y lograr el desarrollo integral de sus niños y niñas.

El programa se implementa en las modalidades de Hogares y Centros Comunitarios. Los Hogares Comunitarios se desarrollan en viviendas familiares de la comunidad, que ceden un espacio temporalmente para el funcionamiento del programa. El Hogar Comunitario es atendido por dos Madres Comunitarias que reciben capacitación y acompañamiento permanentes por parte de colaboradores de Aldeas Infantiles SOS Argentina.

Los Centros Comunitarios atienden a cerca de 50 niños y niñas. Estos son espacios cedidos temporalmente por la comunidad u organizaciones para el funcionamiento del programa, como por ejemplo: salones vecinales, sociedades de fomento o clubes barriales.

Los padres de los niños y niñas que asisten a los centros y hogares comunitarios, se organizan en comités familiares con el objetivo de ocupar un lugar activo en su comunidad a través de la gestión de estos espacios.

En nuestro país, el programa de Fortalecimiento Familiar y Desarrollo Comunitario se encuentra funcionando en diferentes barrios de Mar del Plata y en el barrio Villa del Parque de Luján.

Sobre Aldeas Infantiles SOS en el mundo

Aldeas Infantiles SOS es una organización pionera en el acogimiento familiar, desarrolla sus programas actualmente en 132 países y territorios en el espíritu de la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (CDN). Implementa programas para que niños, niñas y sus familias biológicas fortalezcan sus mecanismos de protección y atención, además apoya a niños y niñas privados del cuidado de sus padres en las familias de las Aldeas Infantiles SOS.

Basada en su experiencia, la organización concibe estas dos intervenciones como complementarias; y considera que se deben realizar todos los esfuerzos posibles para que los niños y niñas permanezcan con sus familias de origen, y aquellos para quienes esto no es viable, deben tener el mismo derecho de crecer con la protección de un entorno familiar.

Desde 1949, más de un millón de niños, jóvenes y familias han participado de los programas de Aldeas Infantiles SOS en el mundo. Actualmente 57.000 niños y niñas están creciendo en las Aldeas Infantiles SOS alrededor del mundo. En el corriente año se inaugurará la Aldea número 500. La Aldea Infantil SOS ubicada en el punto más septentrional del plantea se halla en la isla chilena de Chiloé, y la ubicada en el punto más meridional está en Kandalaksha, a orillas del Mar Blanco en Rusia.  Aldeas Infantiles SOS es
miembro de UNESCO y tiene un asesor permanente en el Consejo Económico y Social de la ONU.

Su aporte mensual sirve para dar desayunos a niños o niñas en la Aldea Infantil SOS de Oberá, o comprar almuerzos en la Aldea Infantil  SOS en Córdoba.  Ayudar es tan fácil como llamar al 5352-2002 o contactarse a info@aldeasinfantiles.org.ar.

Directorio:
ALDEAS INFANTILES SOS ARGENTINA
Tel: (011) 5352-2002/ Fax: 5352-2000
Info@aldeasinfantiles.org.ar
www.aldeasinfantiles.org.ar

Para mayor información:
Mariana Mangiarotti
Asesora de Comunicación
mmangiarotti@aldeasinfantiles.org.ar

Imprimir Imprimir
Loading...

Comentarios