Adolescentes al volante: muertes producto del descontrol

Adolescentes al volante: víctimas y victimarios.

Nuevamente, tenemos que lamentar muertes jóvenes producto del descontrol adolescente al volante. Esta vez tres adolescentes muertos, en San Antonio de Areco, fue el saldo de un conductor adolescente descontrolado.

Por otro lado, en Misiones se descubrió a un niño de 11 años conduciendo con permiso de sus padres. Sabemos a que estos hechos no deberían haber sucedido, así como tantas otras muertes de niños y adolescentes podrían haberse evitado si la sociedad en su conjunto asumiera su responsabilidad.

En la Argentina, los jóvenes de 13 a 25 años constituyen el 27% de las víctimas fatales, de las cuales el 76% son varones. Los jóvenes conductores:

• Protagonizan tres veces más accidentes que los conductores mayores,

• Son causantes o responsables principales de la mayoría de los hechos que sufren,

• Mueren más por esta causa que por cualquier tipo de enfermedad,

• Cometen más errores que los mayores, protagonizan más accidentes univehiculares, conducen más frecuentemente a excesiva velocidad y/o alcoholizados.

RAZONES PSICOLÓGICAS MÁS QUE INEXPERIENCIA:

Las causas de estas situaciones son la combinación de “inexperiencia” con “inestabilidad emocional”. Las actitudes de los jóvenes conductores son, muchas veces, contrarias a la seguridad vial por diferentes razones: son inestables emocionalmente, rebeldes o resistentes al respeto de las normas y a la autoridad, muy influenciables por el grupo de pares, y poco conscientes de los riesgos de muerte; todo esto los impulsa a asumir riesgos al conducir, conducir bajo influencia de alcohol y/o drogas ilegales, no usar el cinturón de seguridad, exceder la velocidad, etc.

¿Qué pueden y deben hacer los adultos?

• La autoridad policial: debe controlar y sancionar severamente, de una vez por todas, la conducción bajo efectos del alcohol, a excesiva velocidad y las corridas de carreras en la vía pública.

• Se debe brindar educación vial a los niños y jóvenes en la escuela para que sean conscientes de los riesgos del sistema del tránsito y de sus responsabilidades como peatones y conductores.

• Los padres: deben ser conscientes de la vulnerabilidad de sus hijos inmaduros y restringirles el uso del auto, especialmente para salir durante la noche y en compañía de amigos.

Además, deben dialogar con ellos sobre los riesgos de subir a un auto manejado por desconocidos, o alcoholizados, que les gusta correr, etc.

NO ASUMIR ESTAS RESPONSABILIDADES ES SER CO-RESPONSABLES DE ESTAS TRAGEDIAS COTIDIANAS.

Bogotá 2348 PB “A”– (1406) BUENOS AIRES – ARGENTINA – Tel: (54-11) 4637-8090 Fax: (54-11) 4637-7899 Website: www.luchemos.org.ar – Email: info@luchemos.org.ar

Imprimir Imprimir





Comentarios