La importancia de comunicación paternal

dia del padre

El rol del padre y la interacción con su hijo es fundamental para el desarrollo del bebé y empieza en el proceso intrauterino del niño. En ese momento de profunda intensidad para toda la familia, lleno de expectativas y muchos interrogantes. Es el padre la persona más oportuna para acompañar este proceso de tantos cambios, tanto físicos como emocionales, de la madre.

Los cursos para pre- parto, a los que asisten mayormente las madres, es un buen espacio para que los padres interaccionen y se informen sobre los cambios por los que atraviesa su bebé. Además es un lugar para la comunicación entre parejas y habilita la expresión sobre las dudas o miedos de ambos. Es importante que el padre, también, pueda expresar sus sentimientos y los comparta con su pareja, eso da una mayor intimidad entre ambos y estimula la confianza. El diálogo y el respeto es un espacio que habilita los deseos y pensamientos de cómo querrían, sea, la crianza de su hijo/a.

Aunque la ciencia todavía no es concluyente al respecto, varios estudios han demostrado que la hormona masculina por excelencia, la testosterona, desciende en el hombre cuando su pareja está embarazada, al mismo tiempo que aumentan los niveles de estradiol, un tipo de estrógeno, y la prolactina, involucrada en el desarrollo de la capacidad de amamantar en las mujeres. Parecería tratarse de respuestas bioquímicas a estímulos olfativos enviados por las mujeres que provocan cambios hormonales en el varón que les hacen estar más tiernos y solícitos. Es decir, de alguna manera, la naturaleza también prepara a los hombres para su nuevo papel.

Durante el puerperio, el apoyo del padre es el más significativo de todos. La lactancia materna es no sólo una forma de alimentación, sino también un estilo de vida. Dar comprensión y apoyo a la pareja lactante es una de las intervenciones más valiosas para la salud y el bienestar del binomio madre-hijo. Aún cuando la madre es la única que puede amamantar al bebé, existen diferentes acciones que pueden realizar el padre, y muy bien empleadas.

Por ejemplo el cuidado “nido de cuello”. El padre coloca al niño en un porta bebé (fular), o sobre su pecho y lo alza un poco de manera que la cabecita del bebé quede acunada bajo la barbilla de su padre. Este método tiene como ventaja sobre la madre: una mayor relajación. Los bebés no sólo escuchan con los oídos, sino también con las vibraciones de los huesos del cráneo. Cuando se pone al bebé contra la caja de resonancia de la voz, en la parte delantera de su cuello, y le susurra o le canta, las vibraciones de tono grave de la voz masculina, más baja y más fácil de sentir, arrullan al bebé hasta dormirlo.

Además de este método, existen otras posibilidades de participación a la hora de cuidar a su bebé. El padre puede ser el encargado del baño. Los bebés se relajan y disfrutan mucho ese momento. Es una excelente oportunidad para encontrar un momento padre-hijo, así como lo es el instante del sueño o el paseo. Son ocasiones especiales para compartir con su bebé. A veces los padres creen que, por no darles el pecho o no haberlos llevado nueve meses en la panza, están excluidos o alejados de los primeros cuidados del pequeño. Esto no debería verse así, ya que la contribución del padre, aunque diferente, tiene la misma importancia que la contribución de la madre y, por tanto, para los bebés ambas relaciones son fundamentales.

El proceso de puerperio es un estado de mucha sensibilidad, principalmente para la madre, y es de gran ayuda la contención que ese papá pueda dar a ambos. Es el “guardián” de la casa y la persona mas indicada para ordenar los espacios, las visitas y hacer más intimo el encuentro familiar.

Excelentes aliados a la hora del juego y la complicidad, están en las caídas y en los abrazos profundos, en los besos para siempre y tienen el don de esa palabra en el momento justo. Porque dar felicidad es una acción recíproca, la relación padre-hijo esta unida con lazos que duran la vida entera.

Por: María Luz Baschong Puericultora
www.facebook.com/LaTetadeMama

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

[email protected]

Imprimir Imprimir

Comentarios